Por qué es importante estar bien sentado para poder caminar

Os presento un interesante artículo titulado: La sedestación, inductora de la marcha.

En mis muchos años de experiencia profesional hay una frase que he oído repetidamente tanto a usuarios y a sus familias como a profesionales: “si se acostumbra a la silla de ruedas luego no andará”. Estos usuarios suelen asistir a largas sesiones de terapia, pero con mucha frecuencia, el criterio más común para elegir la silla es que sea ligera y fácil de plegar.

A veces la persona sí que con el tiempo acaba caminando, aunque con dolor o en posturas que a la larga le causarán dolor o deformidades. Una buena postura en la silla ayudará a preparar la musculatura y el esqueleto adecuadamente para que “la marcha”, que es como los técnicos llamamos a la acción de andar o caminar, sea más cómoda y eficaz.

Por supuesto que la fisioterapia y otras técnicas de rehabilitación son necesarias, pero de nada sirven si después la persona permanece en una postura que inhibe el funcionamiento de la musculatura que se ha estado trabajando.

Este artículo, escrito por Francesc Octavio Mata, técnico de gran formación y experiencia, analiza los requisitos necesarios para una marcha eficaz, que necesariamente deben pasar por una postura adecuada en la silla de ruedas, una  bipedestación  estable y finalmente la marcha.

Agradecemos sinceramente a Francesc  la colaboración en este espacio de encuentro. Por el momento, debido a problemas técnicos no podemos ofrecer en la web el documento en un formato accesible; si alguna persona está interesada en disponer de el, puede hacer la petición a la dirección de correo: sillasderuedas@imserso.es

Enlace para descargar: La sedestación, inductora de la marcha

 

 

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada